¿Cuáles son los beneficios de que la escuela de mis hijos trabaje en proyectos?

Por Sausan Burshan

Con la definición del Ágora, el trabajo en proyectos tiene varias ventajas significativas como: 

Fomentar la construcción de competencias transversales.  Si tomamos el ejemplo de los niños que están investigando sobre insectos: los niños a través de un proceso de diálogo y negociación donde comparten sus conocimientos y preguntas sobre el tema y ponerse acuerdo entre ellos y con la maestra para predecir dónde quieren llegar (una muestra o un video o una escultura, etc.) y cómo pueden llegar. Ellos entienden que para lograr su finalidad van a tener que investigar, crear hipótesis, hacer pruebas, y resolver problemas. Estas competencias transversales que se desarrollan a través de trabajo en proyectos son competencias críticas para el éxito de los niños como ciudadanos.  

Fomenta el aprendizaje interdisciplinario. Cuando los niños trabajan el proyecto, ponen en juego un abanico de competencias de diferentes disciplinas para realizar todos los pasos requeridos para alcanzar su finalidad. El mismo proceso promueve la construcción de aprendizajes de varias disciplinas consecutivamente porque el docente invita a los niños a analizar los temas a través de diferentes ópticas incluyendo las emocionales y sociales. Esto da como resultado un entendimiento más complejo de los temas y fomenta el pensamiento divergente y creativo de los niños.  

Siguiendo con la investigación sobre los insectos del artículo anterior, van a tener que poner en práctica sus competencias de lectura de compresión, de observación científica, crear y analizar tablas de estadísticas, conocer la geografía del contexto, entre otros. Y según la finalidad tendrán que ampliar los mismos conocimientos y desarrollar la competencia de extraer información y crear diferentes tipos de textos, dar discursos, crear y editar videos, analizar impactos ecológicos y mucho más.  

Fomenta una variedad de maneras y niveles de aprender. Cada niño tiene su propia manera de aprender y estar en diferentes procesos de aprendizaje. Cuando se ofrece a los niños una variedad de formas de analizar algún tema y la dinámica no tiene barreras que impidan la participación de todos los niños, la probabilidad de poder relacionarse con el tema y construir aprendizajes aumenta. 

Retomando el ejemplo de los insectos, si tenemos niños con diferentes niveles de lectura y comprensión, hemos buscado varias fuentes de información, los niños pueden escoger cuales desean leer. Si algunos niños tienen talentos en matemáticas pueden compartir este gusto con los demás guiando el proceso de análisis de datos, si otros aprenden a través de medios plásticos los podemos invitar hacer esculturas de los insectos.  

Fomenta el gozo por aprender y logra crear un aprendizaje más significativo. Cuando los niños sienten que tienen voz y voto sobre los procesos que están viviendo y son parte integral de la dinámica en el trabajo en proyectos, se sienten más comprometidos y disfrutan más los procesos.  Los aprendizajes que construyen como resultado del proyecto tienen sentido para ellos ya que pueden entender la utilidad del aprendizaje y por ende el aprendizaje es más significativo.  

En el ejemplo sobre los insectos, si imaginamos que la finalidad era crear un museo sobre insectos, podemos ver que cada niño se va a apropiar de la investigación y a la hora de trabajar o compartir los procesos con sus compañeros o con sus padres lo van hacer con mayor nivel de compresión y gusto particular.  

Para Ágora, implementar el trabajo en proyectos como estrategia pedagógica, bajo la visión construccionista social, implica el valor de trabajar en equipo como potencial central en la construcción de aprendizajes diversos y creativos en los niños.  Y finalmente como padres, estar conscientes de estas ventajas, nos permite analizar qué tipo de propuesta educativa resultará más conveniente para el desarrollo integral de nuestros hijos.  

¿Qué significa para Ágora el trabajo en proyectos?

Por: Sausan Burshan

En los últimos años, el trabajo en proyectos ha surgido como una estrategia central en varias propuestas educativas y en la Reforma Educativa mexicana. Aparenta ser algo novedoso, sin embargo, es una estrategia que tiene una larga historia pedagógica basada en la teoría progresista de John Dewey y las teorías construccionistas sociales, así como en las practicas pedagógicas del Reggio Emilia Approach. 

Desde sus inicios, hace más de 20 años, en Ágora el trabajo en proyectos ha sido un eje central para fomentar la construcción de competencias transversales y transdisciplinarias.  

Pero no todos los entendimientos sobre el trabajo en proyecto son iguales, entonces ¿Qué significa para Ágora el trabajo en proyectos? 

Para Ágora un proyecto es una investigación profunda sobre un tema, idea o pregunta, que se desarrolla en un tiempo extendido.  Puede nacer de: una inquietud de los maestros o escuela, por ejemplo: el equipo de docentes de Preescolar quiere saber más sobre la relación, el desarrollo físico y la construcción de conocimiento; de los intereses que tienen los alumnos, por ejemplo: a kinder 1 les gustan mucho los gatos; o alguna provocación que surge del contexto, por ejemplo: surge nueva información ecológica sobre las especies de insectos en la zona. En la mayoría de los casos es una combinación de los tres ya que entendemos el aprendizaje como algo relacional e interconectado.  

Los proyectos tienen una finalidad y metas de comprensión previstos por el equipo docente, esto significa que el equipo pedagógico crea hipótesis de los posibles aprendizajes que los niños podrían lograr a través de proyecto y cuáles serán las estrategias y medios que apoyaran la construcción de dichos conocimientos. Sin embargo, el camino para llegar a estas metas es flexible y no pre-establecido y con un enfoque en el uso de varios medios y el trabajo en grupo pequeño.  

En Ágora, hemos logrado cada año trabajar junto con nuestros alumnos proyectos en los que han logrado construir, de una manera colaborativa, aprendizajes significativos y competencias vitales que les producen sensaciones de gozo y orgullo.  

¿Por qué en Ágora son importantes las relaciones?

Por Cyntia Gómez

Como seres sociales, vivimos inmersos en un sistema de relaciones que dan sentido a nuestro mundo y a la comprensión que vamos construyendo de él a lo largo de nuestra vida.

Las relaciones interpersonales contribuyen a nuestro bienestar psicológico, emocional y físico, así como al desarrollo de habilidades sociales que nos permiten construir formas de convivencia respetuosas, mirar los conflictos como una oportunidad de aprendizaje y crear redes en las cuales podemos sostenernos.

A través de ellas exploramos cuáles son los límites de los demás y los propios; nos convertimos en invitados y al mismo tiempo anfitriones en la vida del otro; nos aportan gozo y diversión, nos dan sentido de pertenencia y seguridad, al sabernos capaces de aportar valor a las relaciones en las que participamos. Nos permiten desarrollar la conciencia de que todos necesitamos de todos, moviéndonos de lo individual a lo colectivo.

Es importante tener la disposición de crear relaciones que nos inviten a una convivencia constructiva y no dar por sentado que esto ocurre de manera natural; el respeto, la escucha, el trabajo en equipo, la comunicación asertiva, el interés por el otro, la apertura a la diversidad, son algunos elementos importantes para construirlas.

En el Ágora, las relaciones entre los niños toman un papel central, pues resultan una especie de escenario en el que ponemos en juego interacciones y formas de convivencia que contribuyan al bienestar común.

  • A través de la puesta en común, generamos espacios de diálogo entre alumnos y maestros que dan lugar a discusiones y reflexiones en grupo grande. Comparten noticias y experiencias que les son significativas y de las cuales deciden hacer partícipes a los demás.
  • En el trabajo en grupos pequeños, tienen la oportunidad de intercambiar ideas, plantear hipótesis y discutir estrategias de trabajo que enriquecen sus conocimientos y habilidades, así como la exploración de posibles soluciones ante los retos que se les presentan.
  • Ante situaciones de conflicto, se promueven diálogos respetuosos en los cuales los alumnos son invitados a expresar sus puntos de vista, tomando en cuenta lo que cada uno de los involucrados piensa, siente, así como a ser participantes activos en las soluciones.

En el Ágora continuamente estamos en la construcción de relaciones en las que podamos mirar y apreciar la riqueza de todos nosotros.

El uso de los múltiples lenguajes.

Por: Sausan Burshan

En diferentes ocasiones dentro de la escuela, hemos hablado del concepto de los “múltiples lenguajes” que hace referencia a la riqueza de materiales y ambientes que facilitan los procesos de aprendizaje de los niños. Quiero compartirte un fragmento de un artículo que escribí junto a un colega, sobre este tema en el marco de una conferencia sobre la propuesta educativa Reggiana “En diálogo con el pensamiento creativo del niño” en 2010.

Cinco beneficios del uso de múltiples lenguajes:

  • Facilitan la comunicación. Permiten a los niños decir lo que no puede ser dicho con palabras. Cuando invitamos a los niños a expresar sus pensamientos a través de los múltiples lenguajes, por ejemplo a través del barro, la pintura, o el movimiento, les ofrecemos una manera de traducir la representación mental que tienen en un medio distinto a la palabra. La traducción del pensamiento a los múltiples lenguajes es parte fundamental del proceso creativo y permite el desarrollo de habilidades cognitivas.
Taller de arte Ágora
  • Diversifican las vías de comunicación. Existen un sinfín de lenguajes, cada uno ofrece diferentes posibilidades y retos. Ofrecer a los niños un abanico de oportunidades para utilizar sus lenguajes, aumenta su poder de comunicación en forma exponencial.
  • Promueven la re-construcción del pensamiento. Cada vez que el niño traduce sus ideas de un lenguaje a otro, por ejemplo del uso de un plumón a moldear con bloques de barro, reconstruye el mismo pensamiento volviéndolo cada vez más complejo; esto se debe a que cada lenguaje facilita o pone en conflicto diferentes aspectos del mismo pensamiento.
Calaverita de Barro para Altar de Hanal Pixán
  • Ayudan a reconocer la coexistencia de diferentes pensamientos.  En cada combinación de materiales e ideas detrás de una composición (escultórica, escénica, plástica), existe una gama de posibilidades, la expresión es compleja en sí misma. El contacto con los múltiples lenguajes permite a los niños ampliar horizontes, mirar nuevas opciones e inferir posibilidades. A través de los lenguajes, los problemas pueden tener más de una solución y las preguntas más de una respuesta; cosas que aparentan ser opuestas como la fantasía y realidad ó lo emocional y cognitivo existen en armonía.
Alumna Ágora haciendo representación gráfica
  • Fomentan la transdisciplinariedad. Si todo conocimiento se construye a través de una red de relaciones, entonces todas las disciplinas están interrelacionadas, ofreciendo diferentes perspectivas desde donde observar y analizar los temas. Los múltiples lenguajes permiten a los niños unir y viajar entre las diferentes disciplinas para poder construir un significado multifacético.  

En Ágora entendemos la importancia del uso de los múltiples lenguajes como una estrategia para facilitar los procesos de aprendizaje de cada niño

Ponte en contacto

Teléfonos
(999) 941 8070 – (999) 316 0386
Email
admisiones@agora.edu.mx